Tras la puerta del poder

 

Roberto Vizcaíno

¿Para quién fue el mensaje de Ricardo Monreal de ayer en Toluca durante el primer informe del senador Higino Martínez y la suplente de Delfina Gómez, la senadora Martha Guerrero? ¿Para AMLO?, ¿para gobernadores, legisladores, alcaldes y dirigentes de Morena?

Yo creo que le encaja a todos en ese mismo orden. Es obvio que existe una gran y creciente inconformidad en todos los sectores por las medidas más que draconianas de recortes presupuestales y “supuestos ahorros” aplicados por López Obrador a programas y dependencias con despidos masivos en secretarias de Estado, medios oficiales como Notimex, Canal 11 y otras áreas.

Por ello la economía cae y no hay inversión ni confianza de consultoras y empresarios, y comienza a haber malestar ciudadano.

Y si se entiende esto, el mensaje de Monreal es directo a AMLO. Y es simple: no hay que ensoberbecerse y creer que porque se ganó el año pasado el Poder con gran margen ya se tiene garantizada la permanencia y la aprobación de los ciudadanos.

“No nos confiemos, no hay partidos muertos, hagamos bien las cosas”, resonó en un auditorio lleno de senadores, alcaldes, dirigentes de Morena.

Y agregó:

“…voy más allá, al haber ganado hay una gran expectativa de trabajo y de resultados; si no los cumplimos, la gente nos va a retirar el apoyo

“No hay victorias para siempre, ni hay derrotas permanentes… la gente nos está observando y la gente quiere que haya cumplimiento.

“Incluso, aunque tengamos mayoría casi calificada en el Congresotenemos que actuar a la altura de las exigencias, no es sólo ganar, ahora hay que cumplir y poder generar condiciones propicias para que la gente reitere, ratifique el respaldo en una alternativa política que como nunca se presentó en este país”.

Hecha pública la advertencia, Monreal acudió al viejo y probado método de sobar al golpeado, y por ello pidió tener confianza en López Obrador, “va a ser el mejor Presidente de la República que haya tenido este país en las últimas décadas”, subrayó.

Y recordó que si vemos la historia, entenderemos que las grandes transiciones en el mundo no son fáciles, sino complejas, difíciles, resistentes e incluso hasta sangrientas.

“México no tiene eso. Está en una transición tersapacífica, conveniente con un Presidente austero, sobrio, que instaló una nueva forma de gobernar.

“No es tan fácil que en pocos meses nos adaptemos a un estilo sacudido de la parafernalia histórica, sacudido de los privilegios, sacudido de aquel aparato o aquellos aparatos costosos”.

Por ello el siguiente paso debe ser “la eficacia, la interlocución, la reconciliación y el trabajo conjunto entre todos”, insistió. Algo que a López Obradorle cuesta mucho aceptar, digo yo.

“… vamos a dar resultados juntos, sin excesos y sin cometer los errores que cuestionamossin excedernos en el mandato que el pueblo nos otorgó sin traicionar la confianza de los electores… hay retos, hay desafíos, sí, muchos, vamos a vencerlos”, concluyó.

AUTONOMÍA, SÍ; SOMETIMIENTO, NO

Previamente, en una conversación con periodistas, Monreal reveló que en un encuentro reciente con AMLO en Palacio, hace un par de días, hablaron de que entre Ejecutivo y Legislativo debe existir acuerdos y entendimientos, acercamientos, pero no subordinación, no supeditación,

“Que no vamos a ser nunca un apéndice del Poder Ejecutivo, pero sí vamos a actuar como un órgano serio, respetuoso, como un órgano del Estado, con autonomía propia, pero con disposición a colaborar por el bien del país”.

Los pendientes legislativos en esa relación son, dijo:

  • Revocación de mandato, consulta popular, empresas fantasmas, facturas falsas.
  • Y de que, de la agenda prioritaria legislativa establecida hace casi un año, se ha cumplido con casi el 90%.
  • Completar la Ley de Extinción de Dominio; crear el nuevo Instituto del Bienestar que sustituye al Seguro Popular; emitir las leyes reglamentarias de educación; concluir la Ley de Austeridad y la reforma constitucional para eliminar el fuero al Presidente de la República, a legisladores y, si es posible, a los gobernadores; emitir la ley que sanciona y castiga a quienes hacen uso de facturas falsas para defraudar al fisco; y elevar a delincuencia organizada, con prisión oficiosa, para quienes fomenten empresas fantasmas para defraudar al fisco.

RATIFICAN A HERRERA EN HACIENDA

Ayer en San Lázaro, con el voto en contra de panistas y algunos diputados de Morena y otros, el Pleno ratificó a Arturo Herrera Gutiérrez como nuevo secretario de Hacienda.

Su ratificación se hizo luego de un fuerte debate en el cual los panistas acusaron de caprichoso al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y por 341 votos a favor, 74 en contra y 2 abstenciones se designó al nuevo secretario quien casi de inmediato se presentó en el Pleno para rendir protesta rodeado de diputados de Morena.

Así se cumplió con lo establecido en la fracción III del artículo 74 de la Constitución Política, que indica que es facultad exclusiva de la Cámara de Diputados ratificar el nombramiento que el Presidente de la República haga del secretario del ramo en materia de Hacienda.

Ello se cumplió durante la sesión del Tercer Periodo Extraordinario de la Cámara de Diputados donde la presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputada panista Patricia Terrazas, precisó que de acuerdo con lo estipulado en el artículo 91 de la Constitución Política, Herrera Gutiérrez cumplía los requisitos.

Y dijo que además se comprobó, mediante constancia emitida por la Secretaría de la Función Pública, que no se encuentra inhabilitado para ser funcionario público. Por lo que “se da cuenta que Arturo Herrera Gutiérrez posee la experiencia y perfil requeridos para desempeñar el cargo de secretario de Hacienda”.

La diputada Terrazas Baca precisó que la Secretaría de Hacienda es la autoridad competente para coordinar la planeación nacional del desarrollo y elaborar, con la participación de los grupos sociales interesados, el plan nacional correspondiente; proyectar y calcular los ingresos de la Federación y de las entidades paraestatales, considerando las necesidades del gasto público federal, la utilización razonable del crédito público y la sanidad financiera de la administración pública federal.

Manejar la deuda pública, planear, coordinar, evaluar y vigilar el sistema bancario del país, que integra a la banca nacional de desarrollo y a las demás instituciones encargadas de prestar el servicio de banca y crédito.

Establecer y revisar los precios y tarifas de los bienes y servicios de la administración pública federal, o bien, las bases para fijarlas, el cobro de impuestos, derechos, contribuciones de mejoras, productos y aprovechamientos federales, en los términos de las leyes aplicables, así como vigilar y asegurar el cumplimiento de las disposiciones fiscales y organizar y dirigir los servicios aduanales y de inspección, entre otras.

 

….rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa