Ciudad de México 18 Julio (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).- Luego de poco más de siete meses de tomar el cargo, seis de cada 10 ciudadanos (57%) que residen en la Ciudad de México aprueban la gestión de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, de acuerdo con la más reciente encuesta de Buendía & Laredo; mientras que un tercio (31%) reprueba el trabajo que ha hecho al frente de la administración local.

En el mismo sentido, 61% de los entrevistados se siente optimista sobre el futuro de la capital del país. También, la mayoría de los habitantes (52%) considera que el rumbo que mantiene el gobierno de la Ciudad de México es el correcto.

A propósito de la figura de revocación de mandato, 64% de los capitalinos encuestados votaría a favor de que la jefa de Gobierno se mantuviera en el cargo, mientras que 30% estaría en contra de su continuidad como mandataria.

Los principales atributos que se le reconocen a Sheinbaum Pardo son: ideas modernas (70%), tolerancia (65%), honestidad (61%) y cambio (60%). Sin embargo, la gran mayoría piensa que debe poner más empeño en la lucha en contra de la delincuencia. Estas cifras son consistentes con la percepción de que la Ciudad de México es moderna (55%), pero insegura (89%).

Delincuencia, la mayor preocupación. El respaldo a la jefa de Gobierno es mayoritario, a pesar de que un alto porcentaje de los capitalinos encuestados (88%) considera que la delincuencia es el problema que debe atenderse con mayor urgencia en la Ciudad.

Otros problemas que más preocupan a los ciudadanos son el transporte público (37%), el suministro de agua potable (34%), así como los baches que se encuentran en las calles y avenidas.

En estos momentos, los ciudadanos responsabilizan a los gobiernos anteriores de los principales problemas que aquejan a la capital de la República: ocho de cada 10 capitalinos creen que su origen antecede a la gestión de Claudia Sheinbaum, mientras que sólo 5% considera que éstos han surgido durante la actual administración.

La Guardia Nacional goza de un amplio apoyo entre los capitalinos. A pesar de que sólo uno de 10 diez habitantes ha notado su presencia en el lugar donde vive, la mayoría (66%) considera que mejorará la seguridad pública en la Ciudad. Además, ocho de cada 10 (79%) piensa que su entrada era necesaria.

Dicha figura es evaluada positivamente en comparación con otras corporaciones, pues mientras 53% tiene confianza en su labor, sólo 38% piensa lo mismo de la Policía Federal y 30% de la policía local; incluso, 61% considera que su presencia debería ser permanente.

Por mucho, el problema que demanda mayor atención es la inseguridad; para los ciudadanos la delincuencia (robos, extorsiones y secuestros) es el asunto al que debe darle prioridad la jefa de Gobierno: 64% así lo mencionó en primera instancia.

Otras inquietudes. Las fallas y fugas en el suministro de agua potable de la Ciudad constituyen el segundo problema que debe atenderse con mayor urgencia (10%), seguido por las coladeras tapadas por acumulación de basura, de acuerdo con la encuesta.

Aunque no lo consideran un problema de la mayor urgencia, un tercio de los ciudadanos menciona al “transporte público deficiente” como uno de los asuntos a los que se debe otorgar mayor atención.

El reclamo por una mayor seguridad es una demanda que se extiende a toda la población, independientemente del lugar donde viven las personas entrevistadas. En las cuatro regiones en que se dividió la muestra no se observan sesgos geográficos en la demanda por una mayor seguridad.

La imagen que tienen los capitalinos acerca de la Ciudad de México muestra contrastes importantes. La mayoría piensa que se trata de una urbe moderna, pero insegura y caótica. También considera que es una Ciudad cara, mientras que la calidad de vida en la capital de la República tiende a dividir a la población: 36% opina que es buena, en tanto que 49% piensa lo contrario.