Tras la puerta del poder

 

Roberto Vizcaíno

No hay que darle vueltas, lo que Carlos Urzúa dice en su renuncia es lo que muchos, muchísimos han denunciado en Andrés Manuel López Obrador: que actúa y toma las decisiones más graves e importantes con base solo en sus caprichos.

Ahí están las mayores: la cancelación del NAIM, la construcción de 2 Bocas y del Tren Maya, la desaparición de los más importantes programas sociales e instituciones, así como el asedio y desprecio por los organismos autónomos -nomás hay que ver el caso de la CNDH- y los recortes presupuestales que han ahogado y sumido al Gobierno Federal en la parálisis y el mar de despidos.

Al huir del primer gabinete de AMLOUrzúa no necesita decir que el responsable de la política draconiana de achicamiento presupuestal aplicada desde Hacienda no fue cosa suya, sino de su jefe, el tabasqueño.

Con su renuncia y su carta Urzúa no deja dudas: No hay más responsable de eso que AMLO.

“Discrepancias en materia económica hubo muchas. Algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”.

¿Discrepancias económicas con quién? Obvio: con López Obrador. ¿Decisiones sin sustento? Pues nomás hay que recordar que para echar adelante los absurdos AMLO acude al autoritario e irracional “me canso ganso”.

El capricho, pues.

“Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que ésta pueda tener y libre de todo extremismo, sea éste de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”, indica Urzua en el tercer párrafo de su renuncia.

Hay que recordar que Urzua fue uno de los muy pocos dentro del círculo interno de AMLO que se opuso a la cancelación del Nuevo Aeropuerto en Texcoco.

Y el cuarto párrafo no tiene tampoco desperdicio:

“Aunado a ello, me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivo por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés”.

Nomás hay que ver la designación de Santiago Nieto como jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera. Todo un rottweiler que es lanzado porAMLO contra opositores. Un sujeto plagado de conflictos de interés.

“Por los motivos anteriores, me veo orillado a renunciar a mi cargo”, indicó Urzúa.

¡Se tardó!

GERMAN TUVO RAZÓN

De las hasta ahora decenas de renuncias de funcionarios del naciente régimen lopezobradorista, la de Germán Martínez a la dirección del IMSS es la otra que evidencia, pinta, exhibe en su estructura autoritaria a López Obrador.

Martínez denunció al renunciar que desde Hacienda se aplicaba un recorte presupuestal que exponía la viabilidad misma del IMSS.

“Quiero decirlo lo más claro que puedo y debo: algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda tienen una injerencia perniciosa en el IMSS yponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y, concretamente, de prestación de servicios de salud que tiene el Seguro Social… en el IMSS, algunas injerencias de Hacienda, son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el “cargo” que el “encargo”.

Todos voltearon a ver a Urzúa. Hoy, con su renuncia, Urzúa apunta con su dedo índice hacia AMLO.

SECTOR FINANCIERO Y MERCADOS, INQUIETOS

Luego de la renuncia del titular de Hacienda se cayó el peso frente al dólar y proliferaron las llamadas de atención y reclamos de información entre dirigentes empresariales y financieros. Forbes y El País hicieron análisis rápidos en los que se habló de que la dimisión de Urzúa podría ser el mayor tropiezo del nuevo régimen.

La imagen atribulada, de López Obrador dándole posesión al espantado subsecretario Arturo Herrera, se prestó para decenas de memes en las “benditas redes sociales”.

Uno corrió por miles y miles, que decía: “Corre el rumor de que el secretario de Hacienda quiere renunciar… (interlocutor) estás atrasado en noticias, renunció hoy en la mañana … (respuesta): ¡no!, el que acaba de llegar”.

Tal era la percepción de lo ocurrido.

MONREAL ENTRA A LA DEFENSA

En un contexto integrado por secretarios de Estado avestruces, totalmente ausentes, de nadie dentro del Gabinete que saliera a apoyar a su Presidente, el único morenista que salió al quite fue Ricardo Monreal quien desde el Senado indicó:

“… he estado conversando con el grupo parlamentario y hemos decidido expresarle nuestro respaldo al Presidente de la República… creemos que la decisión de sustituir al Secretario de Hacienda, dada la renuncia de Carlos Urzúa ha sido la correcta.

“No sólo ha sido oportuno y rápido resolver la mini crisis que pudiera haberse generado con motivo de la renuncia”.

Por lo demás indicó que la dimisión fue obviamente el resultado de un cambio de modelo económico para erradicar la pobreza y la corrupción.

Recordó que él mantuvo constantes conversaciones con  Urzúa y que en ninguno de sus encuentros percibió molestia alguna hacia su encargo.

Y calificó su renuncia de “tardía e inoportuna”.

Consideró que por encima de todo la renuncia del titular de Hacienda deja la lección de la batalla de AMLO contra viejos moldes neoliberales se enfrenta a un poder diseminado en grupos económicos, donde prevalecen aún los privilegios y un pasado de desorden y corrupción.

“Esa es la lección, la lección es que tenemos que persistir, que la lucha será todavía larga para poder lograr un cambio de régimen, que no todos aguantarán esta lucha porque no están formados”.

Uno pues en un mar de silencio y ausencias. Con un Presidente en la soledad.

 

….rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa