Ciudad de México, 22 de Diciembre (MEXIQUEÑO/CÍRCULO DIGITAL).-El Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH) destacó que durante este año se realizaron varios hallazgos arqueológicos, así como la apertura y mantenimiento de importantes zonas arqueológicas en todo el país.

Durante el 2018, el INAH tuvo una gama importante de descubrimientos arqueológicos en todo el territorio mexicano, desde la selva chiapaneca hasta los ambientes desérticos al norte del país.

Muestra de ello es el descubrimiento de una subestructura en el edificio denominado Casa C, en Palenque, Chiapas, así como una vasta ofrenda en la Casa E, conocida como El Palacio, donde se destaca una cabeza modelada en estuco que representa al gobernante K’inich Janaab’ Pakal, la cual data del periodo Clásico Tardío maya (684-720 d.C.).

Asimismo, otra ofrenda relevante dedicada al dios mexica de la guerra, Huitzilopochtli, fue hallada en la zona arqueológica del Templo Mayor en la Ciudad de México, junto a los restos óseos de un niño de entre 8 y 10 años, a quien los tenochcas ataviaron de forma similar a la deidad y sacrificaron en honor a ésta.

En Teotihuacán se confirmó que individuos mayas de élite habitaron dicha urbe, gracias a las manifestaciones epigráficas teotihuacanas en la Plaza de las Columnas, entre la Pirámide del Sol y la Luna.

Piezas como un brasero tipo teatro con representaciones del Dios Tláloc y figuras alusivas a la fertilidad en la Ex Hacienda de Xico, un yugo totonaco de piedra gris con un rostro felino y dos cabezas humanas en Tamiahua, Veracruz, y 108 petroglifos en la Zona Arqueológica de La Campana.

La subestructura en el Templo Mayor de la Zona Arqueológica de Teopanzolco en Morelos fue descubierta después del sismo del 19 de septiembre de 2017.

Bajo el agua en el cenote Xlacah de la Zona Arqueológica de Dzibilchaltún en Yucatán se identificó una pequeña caverna lateral con piedras caeradas que debieron formar parte de edificios prehispánicos, y en Victoria, Tamaulipas, otra caverna con una ofrenda de vegetales, una vasija de cerámica que contenía la momia de un niño de aproximadamente año y medio.

El INAH posee en total 192 sitios arqueológicos abiertos al público, se informó mediante un comunicado de prensa, luego de sumar la Zona Arqueológica de Arroyo Seco, donde en sus rocas se plasmaron escenas de danza, cacería y representaciones de coyotes, venados, águilas, alacranes y ranas, así como plantas como el maíz y quizá el peyote.

Se inauguró en octubre la Zona Arqueológica del Cerro del Teúl, una ciudad prehispánica construida entre los años 900 y 1300 d.C. y la Zona Paleontológica Rincón Colorado, la cual lleva a un viaje al pasado, 72 millones de años atrás, con réplicas de huellas y huevos de distintas especies de dinosaurios, reproducciones de restos óseos de animales.

Los hallazgos en 2018 resaltaron la gran labor de los investigadores del Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH), destacando la cabeza de estuco de Pakal, en Palenque, y de vestigios de pintura mural de estilo maya en Teotihuacán y las tres zonas a la visita publica en Guanajuato, Zacatecas y Coahuila.