Ciudad de México, 22 de Octubre (MENSAJE POLÍTICO /CÍRCULO DIGITAL).-Atender a pacientes oncológicos que requieren de una corta permanencia hospitalaria para recibir sus tratamientos, facilitar su recuperación en un ambiente íntimo y confortable, prevenir infecciones asociadas y contribuir a la reducción de costos, son los propósitos centrales de la Unidad de Quimioterapia Ambulatoria que dirige el Dr. Gustavo Escobar Alfaro, cirujano oncólogo egresado del Instituto Nacional de Cancerología.

 

“Se trata básicamente de un centro de infusión, en el que los pacientes con cáncer, ya sea con estadíos iniciales o avanzados de su padecimiento, reciben una atención integral y digna, con manejos paliativos a cargo de personal especializado”, explicó.

 

Los avances en el tratamiento y la atención a pacientes con cáncer, permiten hoy seguir los rigurosos protocolos que implica la administración de quimioterapia a los pacientes, de manera ambulatoria. “El tiempo promedio de estancia de un paciente en la Unidad de Quimioterapia Ambulatoria varía de una a seis horas”.

 

“Nuestra misión es atender de la mejor manera posible  las necesidades de los pacientes, ofreciéndoles privacidad, un entorno más confortable, atención personalizada, que contribuya, junto con la atención propiamente médica, a maximizar los beneficios del tratamiento. Brindamos un tratamiento integral, multidisciplinario, participando siempre un equipo especializado para tratar a cada paciente. Es una área abierta para los oncólogos médicos, los cirujanos, los radio-oncólogos”, añadió.

 

El Dr. Gustavo Escobar Alfaro, quien es miembro de la Asociación Mexicana de Mastología y de la Asociación Americana de Cirugía Oncológica,  dijo que las ventajas del tratamiento multidisciplinario y la medicina personalizada son otorgar mayor sobrevida al paciente con cáncer, mejorar la comunicación entre los diferentes especialistas oncológicos y ofrecer tratamientos para el cáncer basados en guías de manejo.

 

Así, prosiguió, “podemos eficientar la atención al paciente, emplear los nuevos tratamientos, desarrollar actividades de prevención y diagnóstico temprano, impulsar la enseñanza en oncología” y conocer más acerca de esta enfermedad.

 

“Hemos tenido una evolución muy importante en la eficacia de los tratamientos”. Por ejemplo, en cáncer de mama metastásico “podemos hoy ofrecer mejores terapias que cambian el pronóstico del paciente, volviendo crónica la enfermedad”.

 

Otro ejemplo relevante es la evolución en el tratamiento del cáncer de páncreas localmente avanzado, en el cual el tratamiento con Abraxus, para suspensión inyectable (paclitaxel unido a albúmina en una formulación de nanopartículas) ha mostrado efectividad, con menor toxicidad”.

 

La quimioterapia es una poderosa herramienta de la medicina contra el cáncer. Los medicamentos drogas son hoy más sofisticadas y seguros y en monoterapia o en combinación, se usan para bloquear la multiplicación de las células malignas.

 

En la Unidad de Quimioterapia Ambulatoria, www.uqa.com.mx , se brinda atención a pacientes con diferentes tipos de cáncer: de mama, de próstata, de pulmón, de páncreas, gástrico, linfomas y sarcomas, y se aplican distintos tratamientos, entre ellos medicinas antineoplásicas, terapias biológicas, tratamientos que se administran por vía subcutánea, intramuscular o intravenosa, las denominadas quimioterapias intratecales, curaciones de catéteres intravenosos, transfusión de homoderivados, entre varios procedimientos más.