Opinión

Por Elvia Martínez G.

• Cuando se realiza actividad física intensa por cuatro  o más horas a la semana, es importante prestar atención a las reacciones del cuerpo para identificar si el ritmo cardiaco es adecuado…

De acuerdo con datos de la Fundación de Síndromes de Muerte Súbita por Arritmia (SADS por sus siglas en inglés), en México el uno por ciento de la población muere de manera inesperada debido a  las arritmias cardiacas.

En los últimos años se han visto más casos de deportistas de alto rendimiento que muerensúbitamente, y no es extraño que al enterarnos de personas jóvenes con preparación física y entrenados para tener resistencia, nos preguntemos, ¿cómo es posible que alguien con estas características muera de manera tan abrupta?

Ante ello, elcardiólogo Electrofisiólogo del Hospital DioMed,  doctor Horacio Rodríguez Piña, explicó: “debemos saber que nuestro corazón tiene diferentes frecuencias que son resultado de señales eléctricas y éstas, de acuerdo con  la actividad física que realizamos se van ajustando, sin embargo, cuando detectamos que el corazón empieza a tener respuestas de manera incorrecta, como estar en reposo y sentir que el corazón se acelera sin motivo aparente (taquicardia) o de manera inversa, realizar un esfuerzo físico considerable y detectar que el corazón late en menor intensidad (braquicardia) estamos frente a posibles problemas de arritmia”.

Si bien, la presencia o ausencia de síntomas y los tipos de síntomas específicos, dependen del estado del corazón y del tipo de arritmia, no todos los tipos de este padecimiento provocan necesariamente fallecimientos, puede inducir pérdida de conciencia, dolor de pecho, deficiencia en la capacidad de hacer ejercicio por fatiga pronta, mareo, cansancio, necesidad de detener actividades, entre otras, indicó el especialista.

La frecuencia del corazón varía dependiendo de la edad y la actividad física, pero en promedio, cuando se está en reposo se deberían de presentar entre 60 y 100 latidos por minuto, cuando detectamos variaciones constantes en el ritmo, podemos estar frente a arritmias, las cuales se presentan con mayor frecuencia en corazones enfermos, ya que están más expuestos a estos padecimientos, sin embargo, también se puede presentar por información genética, por ejemplo en bebés (muerte de cuna), por alteraciones en la conducción eléctrica. Señala que incluso se puede presentar en pacientes sanos, nadie está exento y sin duda, es indicativo de que algo anda mal en  nuestro cuerpo y es necesaria la atención oportuna para tratar la disfunción.

Si bien, existen varios síntomas, no debemos confundir los malestares provocados por disparadores de arritmias, que pueden ser estímulos externos que afecten el funcionamiento cardiaco y del sistema nervioso como el estrés, que pone en estado de defensa continua y algunos alimentos estimulantes como la cafeína en cantidades grandes (más de cinco tazas), refrescos y bebidas energetizantes que podrían alterar el ritmo cardiaco habitual haciéndose presentes las arritmias. Sin embargo, mencionó, es importante identificar sí los malestares que se presentan son continuos o a consecuencia de estos factores externos.

Cuando se realiza actividad física intensa por cuatro o más horas a la semana, es importante prestar atención a las reacciones del cuerpo para identificar si el ritmo cardiaco va acorde con la actividad, para ello se sugiere acudir al médico, evitar factores de riesgo como tabaquismo, sedentarismo, obesidad, diabetes, hipertensión, colesterol alto y realizarse electrocardiogramas una vez al año, finalizó el cardiólogo.

El Hospital DioMed está ubicado en el poniente de la Ciudad de México en Avenida Observatorio, y cuenta con Médicos Cardiólogos especialistas en Electrofisiología, quienes te podrán ayudar a detectar si tienes este padecimiento o si ya lo tienes a tratarte de manera oportuna, visita http://www.diomed.com.mx/ para conocer más sobre el hospital o bien,  si requieres mayor información sobre tratamientos puedes llamar al 9150.4000.

Prevén y mantén tu salud #DioMedAltaTecnologíaATuAlcance