CIUDAD DE MÉXICO, 28 de junio, (DE VAGOS / CÍRCULO DIGITAL).- En el marco de las actividades conmemorativas por los 50 años de la adquisición de la Colección Sánchez Garza por parte del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), a través del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical Carlos Chávez (Cenidim), el ensamble Bona Fe ofrecerá un concierto integrado por obras pertenecientes al mencionado acervo, el jueves 29 de junio a las 19:00 en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes (Cenart). La entrada será gratuita.

El programa, titulado Despertad, amor dormido. Villancicos de la Colección Sánchez Garza está integrado por obras de autores como Francisco Vidales, Santiago de Murcia, Diego José de Salazar y Juan Hidalgo, además de varias piezas anónimas.

Bárbara Pérez, investigadora del Cenidim y organista y encargada de la investigación musicológica del ensamble, apuntó que de este programa solo dos o tres piezas han sido interpretadas por otras agrupaciones, por lo que puede decirse que se trata de material inédito que hace muchos siglos no se tocaba.

La Colección Sánchez Garza es un acervo musical del periodo novohispano formado por 394 obras que van de los siglos XVI al XIX, procedentes, en su mayor parte, del Convento de la Santísima Trinidad de Puebla.

Fue adquirida en 1967 por el INBA de manos de la viuda del coleccionista Jesús Sánchez Garza y desde entonces forma parte de las colecciones históricas del Cenidim.

La musicóloga indicó que el público podrá disfrutar una selección representativa del género poético-musical que fue el villancico, abordado desde su condición musical y literaria.

Se trata, dijo, de un género muy festivo y alegre que históricamente estuvo vinculado a lo popular y se distinguió por tender puentes entre el mundo religioso y el laico, justamente por el poder que tenía para convocar a la feligresía.

“Es muy atractivo en ritmos y en la riqueza de su interpretación. Aunque los villancicos están escritos para voces, los instrumentos las acompañarán desde un carácter improvisatorio”, elemento que también atrae al público, agregó.

Sobre la Colección Sánchez Garza, refirió que es un importante patrimonio mexicano e iberoamericano, “un testimonio de la actividad musical en el ámbito conventual, y en ese sentido, parte del mundo social, humano y religioso de la Nueva España. Este acervo es un sobreviviente histórico de estas expresiones artísticas y religiosas”.

La investigadora del Cenidim forma parte del equipo de musicólogos que revisaron, catalogaron e hicieron la transcripción de los manuscritos, ya que están escritos en una notación que no es la actual, por lo que hubo que pasarlos a la notación moderna.

Entre sus manuscritos sobresale un importante corpus de villancicos compuestos por maestros de capilla y músicos que se desempeñaron en diversas catedrales de la Nueva España, como el criollo Francisco Vidales, organista en México y Puebla, o Juan de Baeza Saavedra, bajonista de la Colegiata de San Salvador de Sevilla, quien, desde su plaza en la Catedral de Puebla, dedicó unos cuantos villancicos a las monjas concepcionistas de la Santísima Trinidad.

También están representados autores peninsulares, como Fray Francisco de Vega Santiago, de origen portugués, quien regentó el magisterio de capilla en las catedrales de Plasencia y Sevilla, al igual que Diego José de Salazar, de quien prácticamente no se conservan villancicos en España y sí muchos dispersos por América, o Juan Hidalgo, arpista y maestro de la Real Capilla.

“Difundir estas obras es la labor que hacemos las agrupaciones que nos dedicamos a este tipo de repertorio. Para nosotros la prioridad ha sido abordar un repertorio hispano”.

En el Cenidim se rescata el material, se transcribe y se edita, y, “en el caso de Bona Fe, completamos el ciclo con la interpretación de la música, que es lo que más importa: que suene otra vez”.

Bona Fe, ensamble fundado en 2009, se dedica a la interpretación de música antigua, con especial interés en el estudio y la divulgación de los variados repertorios del periodo novohispano. La mayoría de las obras que conforman sus programas son inéditas o poco conocidas, y producto de investigaciones y trabajos de transcripción y edición paleográfica.

La agrupación se ha presentado en diversos encuentros especializados en nuestro país, como los festivales Internacional Palafoxiano de Puebla, de Música Antigua de Tepotzotlán y de Música Antigua de la Universidad del Claustro de Sor Juana, así como el Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana Misiones de Chiquitos (Bolivia) y el Internacional de Música Sacra de Quito (Ecuador).